Comunicado de la Plataforma ante la Caravana de Coches para el viernes 18 de septiembre

Buenos días a todas y a todos. Muchas gracias, como siempre, por su asistencia y muchas gracias, también a sus respectivos medios de comunicación por la atención que nos prestan.

De nuevo comparezco ante ustedes, en nombre de la “Plataforma Ciudadana por el Nuevo Hospital de la Serranía y por una Sanidad Pública y de Calidad”, para recordar a la ciudadanía de Ronda y la Comarca que, como hemos venido anunciando, el próximo viernes se va a llevar a cabo una manifestación en defensa de la Sanidad Pública, en coordinación con numerosos ayuntamientos de la Serranía, tanto de la parte de Cádiz como de la zona de Málaga, con asociaciones ciudadanas y con las mareas blancas de otras comarcas vecinas.

Debido a las circunstancias epidémicas actuales, y para extremar las medidas de seguridad sanitaria, dicha manifestación no se hará a pie como hubiéramos deseado, sino que consistirá en una caravana de vehículos, que partirá del Recinto Ferial de Ronda el día 18 de este mes (viernes), a las 7 h. de la tarde, recorrerá una buena parte de las principales calles de la ciudad y finalizará, tres horas después aproximadamente, en el mismo Recinto Ferial donde comenzó.

Ya ha sido comunicada a la Subdelegación del Gobierno, quien en su acuse de recibo advierte, entre otros requisitos, sobre la obligación de que todos los participantes usemos mascarilla y cumplamos con todas las medidas sanitarias en vigor para la prevención del contagio por coronavirus, incluida la distancia de seguridad, tanto en el interior como fuera de los coches.

El objeto de esta manifestación ciudadana, a la que esperamos que se sume un gran número de profesionales y de usuarios, es, como dije al principio, defender, una vez más, la Sanidad Pública, universal y gratuita, que es uno de los mayores logros sociales del estado del bienestar en nuestro País, como se viene demostrando a lo largo de la actual pandemia, pero que corre un serio peligro de malograrse debido a la ambición de algunos, a la torpeza de otros y a la pasividad de muchos.

Este riesgo puede advertirse lo mismo a nivel estatal, que a nivel autonómico y comarcal. Por eso los ciudadanos debemos poner en evidencia el próximo día 18 una serie de deficiencias y reivindicar soluciones urgentes para las mismas, que entendemos que pasan, necesariamente, por incrementar los recursos públicos del Sistema Sanitario Público, como se ha prometido reiteradamente, y evitar el desvío de los mismos a empresas sanitarias privadas con ánimo de lucro.

Y, así, a modo de muestra y ciñéndonos a nuestra Comarca de la Serranía, no podemos admitir, tal y como ya han puesto de manifiesto sindicatos y usuarios:

  • Que las listas de espera, tanto de Atención Primaria como de Hospital, se prolonguen, en muchos casos de modo intolerable, sobrecargando las Urgencias y desviando pacientes a centros sanitarios privados.
  • Que las consultas telefónicas sustituyan a veces, de forma indiscriminada, a las presenciales, tanto en A.P. como en Hospital. No pueden, éstas, ser un parche frente a las demoras de las listas de espera, y entendemos que deben ser los profesionales sanitarios, de acuerdo con los usuarios afectados, quienes decidan en qué casos puntuales deben recurrir a esta modalidad asistencial.
  • Que con demasiada frecuencia, “Salud Responde”, no responda.
  • Que los resultados de las pruebas “PCR” para la Covid-19 hayan estado tardando más de lo aconsejable.
  • Que la escasez de profesionales, referida con insistencia por los sanitarios de la A.P., no les permita disponer de los tiempos adecuados para cada paciente, o dificulte las sustituciones por vacaciones u otras causas, o les impida abrir consultas por las tardes, o recuperar el prometido tercer Equipo de Atención Urgente, etc.
  • Que hayamos estado en el Hospital de la Serranía durante varios días, este verano, sin guardias localizadas de ORL, ni de Endoscopias Digestivas.
  • Que no se haya sustituido, durante sus vacaciones, al único Oncólogo del Área Sanitaria de la Serranía.
  • Que sigamos pendientes de la contratación de al menos un facultativo especialista más, en Dermatología, Neurología, Digestivo y Neumología, entre otras.
  • Que en la Unidad de Salud Mental, no se hayan puesto en marcha aún, a pesar de las múltiples promesas, ni el Centro de Día, ni el Área de Hospitalización.
  • Mención aparte merece la UCI del Hospital de la Serranía, que en el transcurso de un mes escaso, ha colapsado en dos ocasiones, la última esta pasada semana, por cuarentena de un buen número de sus profesionales. ¿A qué esperan nuestros responsables sanitarios, para diseñar un plan de emergencia específico, contratando y formando personal suficiente para prevenir estas situaciones? Si no se toman medidas urgentes para salir de esta situación límite, durante los meses difíciles que se avecinan vamos a entrar en quiebra cada dos por tres, con los riesgos para los usuarios y para los profesionales de la UCI que esto supone.
  • Tampoco se entiende, con la que está cayendo, que aún no se haya llevado a cabo la prometida y aprobada remodelación del Viejo Hospital de la Serranía, para convertirlo en el primer Centro Hospitalario Público Sociosanitario de Andalucía, cuya puesta en marcha fue anunciada por la Consejería de Salud para finales del 2019 o principios del 2020. O que tampoco esté operativa la también prometida y aprobada Red Pública Andaluza de dichos Centros Sociosanitarios, de la que el de la Serranía de Ronda deberá ser el Centro piloto.
  • Todas estas instalaciones, supondrían, en la situación epidémica actual, disponer de recintos sanitarios públicos idóneos para llevar a cabo las medidas de diagnóstico y prevención, aislamiento y atención de pacientes con sospecha o confirmación de contagio por coronavirus, con dobles circuitos bien diferenciados, etc. Y pasada la epidemia podrían retomar, de modo permanente la función para la fueron diseñados (determinadas patologías crónicas, largas convalecencias, rehabilitaciones prolongadas, adecuada atención de ciertos pacientes terminales, etc.), tanto para la Serranía, como para las comarcas colindantes. En cambio, e incomprensiblemente, se habla de la posibilidad de invertir importantes cantidades de dinero público para medicalizar si se precisa, de forma transitoria, espacios físicos que nada tienen que ver con la sanidad, tales como residencias de tiempo libre, hoteles e incluso recintos deportivos.

La conclusión de todo esto, es que hay que potenciar la Sanidad Pública en general, pues son ya muchos años de recortes y retrocesos; y esta vez sin dejar atrás como en tantas otras ocasiones a la Atención Primaria, que es la espina dorsal del sistema sanitario público. Así se prometió por activa y por pasiva durante los primeros compases de la pandemia, aunque no termina de cumplirse. Y ello también es aplicable a la Comarca de la Serranía en particular.

Por eso exigimos:

  • Que se aumente de verdad la inversión en la Sanidad Pública hasta equipararla con la media de los quince países más desarrollados de la Unión Europea.
  • Que se establezcan incentivos para las comarcas más desfavorecidas, como la de la Serranía, para estimular la afluencia y contratación de profesionales sanitarios y acabar con la precariedad laboral.
  • Que el dinero público dirigido a la Salud, se destine íntegramente a la Sanidad Pública, evitando el desvío tanto de pacientes como de fondos del sistema público a empresas o instalaciones privadas.
  • Que se dote de una vez a la Atención Primaria de los medios humanos y técnicos que precisa, así como del reconocimiento y de la dignidad que se merece y que, cuanto antes, todos los centros escolares cuenten con el apoyo de profesionales de enfermería en sus instalaciones.
  • Que se incrementen también, cuanto antes, las plantillas de todos los estamentos profesionales (incluyendo el aumento de la “ratio” de enfermeras por nº de pacientes atendidos) en casi todas las unidades del Nuevo Hospital de la Serranía, así como la cartera de servicios del mismo, para ofrecer más prestaciones y con más garantías, y así evitar en lo posible los traslados de pacientes a otros centros, tanto para pruebas diagnósticas como para tratamientos, y, sobre todo, para acabar de una vez con las listas de espera excesivas, que son una de las mayores lacras del Sistema Sanitario Público y que crean mucha desconfianza y desafección hacia el mismo, por parte de los usuarios. Frente a las listas de espera, ¡tolerancia cero!
  • Que se potencie en la Serranía una atención integral a la Salud Mental.
  • En época de coronavirus necesitamos, más que nunca, unas unidades de Salud Pública Ambiental bien dotadas de medios humanos y tecnológicos.
  • Que tanto el Centro Hospitalario Público Sociosanitario de la Serranía, como el resto de la Red Pública Andaluza de Centros Sociosanitarios, sean una realidad ¡ya!, sin más retrasos ni tomaduras de pelo a los ciudadanos.

Creemos, pues, que sobran razones para que nos manifestemos, de forma responsable, por una Sanidad Pública y de calidad, el próximo día 18 de septiembre, a las 7 h. de la tarde.

En la Serranía de Ronda, a 14 de septiembre de 2020

Deja un comentario