Rainer María Rilke

Rainer María Rilke / 1875

Rainer María Rilke ingresa en 1886 en la Escuela Militar secundaria de St. Pölten, por mandato de su padre, más tarde la llamaría “abecedario de horrores”, pero la abandonó por problemas de salud en 1891.En los años siguientes estudió para poder entrar en la Universidad, donde ingresó 1895. Durante cuatro años estudió literatura, historia del arte y filosofía en Praga y luego en Munich.  Fue en Munich cuando cambió su nombre de René a Rainer, tal vez para expresar rechazo familiar.

En 1894 influenciado por la poesía de Heinrich Heine publica su primer libro de poemas, Vida y canciones ( Leben und Lieder ).Le siguieron: Ofrenda a los lares ( Larenopfer ), en 1895; y Coronado de sueños ( Traumgekrönt ), en 1896.

En 1897, Rainer Maria Rilke conoció a Lou Andreas-Salomé (1861-1937),catorce años mayor que él,casada antigua amante de Friedrich Nietzsche, con la que mantuvo una apasionado romance durante dos años, aunque después de su ruptura mantuvieron una estrecha amistad, Lou Andreas-Salomé se convirtió en confidente de Rilke hasta que el poeta muriera en 1926.Lou fue alumna de Sigmund Freud en 1912 y 1913,y traspasó sus conocimientos de psicoanálisis a Rilke.

Tras la ruptura sentimental decide viajar por Europa así en 1898 visita Italia, una año después parte a Rusia donde conoce a León Tolstói más tarde vuelve otra vez a Moscú acompañado de su gran amiga Lou y conoce también San Petesburgo de estos viajes nacería ” El Libro de las Horas”, que se publicaría en 1905.

En el otoño de 1900 Rilke se traslada a vivir a la colonia de artistas de Worpswede, próximo a Bremen, donde conoció a la pintora Paula Becker, autora de un conocido retrato del poeta, y a la escultora Clara Westhoff (1878-1954), con la que se casaría meses más tarde de este matrimonio nacería su hija Ruth (1901-1972) Meses más tarde al nacimiento de su hija abandona su familia y marcha a París no podía adaptarse a la vida familiar de clase media, aún así siempre mantuvo buena relación con ellas.

Al comienzo de su estancia en París, Rilke pasó graves dificultades, aunque también recibió  la grata estimulación de la influencia de los artistas e intelectuales parisinos ,empieza a escribir su obra semiautobiográfica Los cuadernos de Malte Laurids Brigge. Quedó entusiasmado con la escultura de Auguste Rodin y la pintura de Paul Cézanne. Conoció también al pintor español Ignacio Zuloaga.

Sus obras más importantes durante su estancia en París ,aunque realizaría numerosos viajes por Europa, fueron Neuen Gedichte (Nuevos Poemas) (1907), Der neuen Gedichte anderer Teil (Segunda parte de los Nuevos Poemas) (1908), Réquiem (1909) y la novela Los cuadernos de Malte Laurids Brigge, comenzada en 1904 y completada en enero de 1910. Esta última obra consiste en una serie de confesiones espirituales supuestamente escritas por un danés exiliado en París, y tiene un importante componente autobiográfico.

Tras la publicación de Los cuadernos de Malte Laurids Brigge (1910), Rilke sufrió una parada creativa que no cesó hasta febrero de 1922, cuando completa las Elegías de Duino, que había comenzado en 1912. Para poder superar esta crisis, emprendió la traducción de los sonetos de Louise Labé, y continuó trabajando lentamente en su obra poética.

En noviembre de 1912, Rainer María Rilke viaja a España, en el que visitó numerosas ciudades (Toledo, Córdoba, Sevilla), permaneciendo durante más de dos meses en la ciudad malagueña de Ronda, a la que nombró “la ciudad soñada”. Enamorado de esta tierra, atraído por el clima y  por su mágica situación, Ronda le inspiró para escribir  “Epistolario Español”.

Decía así de Ronda :

“… el incomparable fenómeno de esta ciudad, asentada sobre la mole de dos rocas cortadas a pico y separadas por el tajo estrecho y profundo del río, se correspondería muy bien con la imagen de aquella otra ciudad revelada en sueños.

El espectáculo de esta ciudad es indescriptible, y a su alrededor, un espacioso valle con parcelas de cultivo, encinas y olivares.

Y allá al fondo, como si hubiera recobrado todas sus fuerzas, se alza de nuevo la pura montaña, sierra tras sierra, hasta formar la más espléndida lejanía.”

“…por eso fue un maravilloso acierto haber dado con Ronda, en la cual se resumen todas las cosas que yo he deseado: una ciudad española atalayada de un modo fantástico y grandioso…” En Ronda trabajaría también en la Sexta de las Elegías de Duino.

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial sus propiedades fueron confiscadas y subastadas por ser súbdito de un país enemigo, ya que él se encontraba por entonces en Alemania y no le permitían regresar a París. Durante estos años entre 1914 y 1916 mantuvo un romance algo turbulento con la pintora Lou Albert-Lasard.

A principios de 1916, Rilke se vio obligado a incorporarse al ejército en Viena. Aunque a los pocos meses pudo dejar filas gracias a que amigos influyentes intercedieron por él. Esta época fue muy traumática para el poeta que le hizo recordar épocas pasadas y casi abandona su vocación con la poesía.

El 11 de junio de 1919 Rilke se traslada desde Munich a Suiza, aparentemente por una invitación para realizar una conferencia en Zurich, pero en realidad quería escapar del caos de la posguerra y continuar su trabajo con las Elegías de Duino. Le costó bastante encontrar un buen sitio donde instalarse hasta que en el verano de 1921 fija su residencia permanente en el castillo de Muzot, cerca de Sierre, en Valais. Gracias a su protector Rilke Werner Reinhart , que compra la vivienda en mayo de 1922  Rilke se evita el pago del alquiler.

Rilke completó las Elegías de Duino en el plazo de unas semanas, en febrero de 1922. Antes y después de esa fecha trabajó en los Sonetos a Orfeo.

A partir de 1923 Rilke contrae un serio problema de salud que hace que permanezca en distintos sanatorios, se traslada a París para poder superar su enfermedad. En este periodo escribió numerosos poemas entre los años 1923 y 1926, destacan “Gong” y “Mausoleo”, además de una extensa obra lírica en francés. Además mantuvo una relación con la artista Baladine (Elisabeth Dorothea Spiro), cuyo hijo era el conocido pintor Balthus (Balthasar Klossowski).

La enfermedad que padecía Rilke era leucemia aunque no se supo hasta después de su muerte. El poeta murió el 29 de diciembre de 1926 en el sanatorio suizo de Val-Mont, y su entierro se celebró el 2 de enero de 1927 en el cementerio de Raron (Valais). Él mismo dejaría escrito su epitafio:

Rose, oh reiner Widerspruch, Lust,

Niemandes Schlaf zu sein unter soviel

Lidern.

Rosa, oh contradicción pura, placer,

ser el sueño de nadie bajo tantos

párpados.

Ver más personajes de Ronda