Iglesia Santa Maria de la Encarnación

Iglesia Santa Maria de la Encarnación / Monumentos de Ronda
Iglesia Santa Maria de la Encarnación

La Iglesia Santa Maria de la Encarnación también llamada Iglesia de Santa María la Mayor

Levantada en la parte más alta de la ciudad, sobre un antiguo templo romano en memoria de Julio César del que que sólo sabemos por una placa esculpida  anexa a ella.

Iglesia Santa Maria de la Encarnación

A finales del siglo XI, los árabes construyeron sobre las ruinas de una iglesia visigoda construida también en dicho lugar, una mezquita mayor, de la que se conservan la torre mudéjar actual campanario y los restos del arco del Mirhab así como la parte trasera del altar con decoraciones de la dinastía nazarí del s.XIII.

Tras la conquista de Ronda, Fernando el Católico la consagra en nombre de la Virgen de Encarnación de la que su esposa era fiel devota, como abadía; más tarde Carlos I le concedió el privilegio de Iglesia Mayor de ahí su otro nombre.

Fue restaurada varias veces como consecuencia de la caída de un rayo en 1523,y por un terremoto en 1580.

Santa Maria de la Encarnación
Santa Maria de la Encarnación

Es de planta cuadrada con cuatro cuerpos superpuestos, resaltando el tercero de forma octogonal (el campanario) con crestería gótica y el cuatro decorado con semiesferas vidriadas y rematando la torre un capulín del s.XVIII recubiertos de azulejos en blanco y azul.

En su parte izquierda, La Casita de La Torre de estilo mudéjar con bellos arcos cegados de herradura al frente utilizado como oratorio independiente.

A la derecha las balconadas construidas por Felipe II ocultan la anterior Iglesia gótica de la que se percibe su arco apuntado; desde ellas la nobleza contemplaba diversos actos sociales de la ciudad.

Es el edificio más representativo de la arquitectura religiosa en  Ronda, concuerdan en ella dos periodos y estilos distintos.

Iglesia Santa Maria

El terremoto de 1580 afectó gravemente al edificio, por lo que la nave recubierta en un principio por un artesonado mudéjar fue sustituido por cuatro bóvedas semiesféricas ,se reduce la altura de las bóvedas y se refuerzan los muros laterales aprovechando los arcos góticos.

Su altar del Sagrario de estilo barroco acabado durante los últimos años del s.XVIII es de estimable importancia, a su derecha cabe resaltar el fresco del pintor Rondeño José de Ramos de 1798. Resaltan así mismo las pinturas al óleo de la artista Raymon de Pagégie, y la imagen den la pared del trascoro de María Inmaculada obra de Antonio J. Lubé de Luque.

La iglesia nueva o nave renacentista, equívocamente llamada ya que su estilo terminó siendo barroco, es una maravilla arquitectónica por la forma de resolver la unión de las dos iglesias y de los dos estilos. Las medias columnas adosadas, góticas y renacentistas, hacen sorprendente el paso de una a otra.

Tras el terremoto de 1580  decidieron ampliarla semejándola a las catedrales de Málaga y Granada en estilo Renacentista con columnas corintias y toscazas las obras duraron de 1584 a 1704.

Esta parte de la iglesia está formada por una nave de planta basical, con bóveda central cubierta de un casquete  esférico de ocho nervios y un gran medallón y cinco bóvedas laterales ,las laterales se cubren con bóvedas de cañón y las de las capillas con cuatro esferas similar a la catedral de Málaga.

De la bóveda central cuelga una espléndida  lámpara de forja Rondeña  de 1994 obra

El Altar de San Juan de Dios ,perteneció a la antigua capilla de la Caridad del Hospital de los Reyes Católicos de estilo barroco en donde se alberga una reliquia de San Juan de Dios, una talla del artista anónimo del s XVI ,Nuestra Señora de la Luz y otra talla de San Pedro de Verona.

Seguidamente contemplamos el retablo del Sagrado Corazón de Jesús, tallada en madera de pino rojo canadiense  con talla del madrileño R.Font adquirida en 1940 ;a continuación vemos el altar de Ntra Sra de Gracia imagen traída de su ermita en el Barrio de San Francisco, es una de la imágenes más antiguas de Ronda..

Uno de los elementos más llamativos de todo este conjunto religioso es el Baldaquino del Altar Mayor obra de Esteban de Salas en 1727 y traído aquí después de La Guerra Civil, está formado por cuatro esbeltos pilares finamente tallados que sujetan una gran bóveda  de media naranja, con ojos de buey y coronada por un templete octogonal  muy decorado sus tallas en pino rojizo son una gran admiración de cada visitante 

Santa Maria de la Encarnación
Santa Maria de la Encarnación

No podemos dejar de nombrar : el Sagrario del s.XVIII obra del orfebre malagueño Vergara, el tablero frontal del altar de los talleres de Gonzalo Angulo,  el Altar de la Virgen de la Cabeza talla del s.XVIII, la sacristía nave con bóveda de cañón que hoy en día alberga un museo de elementos religiosos entre los que destacan cálices y vasos sagrados, libros de coro gregorianos del s.XVI así como los dos libros Fundacionales de la Iglesia de 1504 al 1723; el Altar de San Antonio y el espléndido coro terminado en 1736 de estilo barroco manierista en madera de nogal la sillería baja y en madera de cedro la parte alta, no sabemos bien de quien fue obra pero todo hace pensar que fueron artistas rondeños debido a la gran tradición en la talla de madera de esta ciudad.

En el centro del coro podemos admirar pergaminos iluminados y policromados de gran valor y mérito artísticos.

Junto a la puerta de la sacristía vemos la pila bautismal de poco valor artístico pero sí histórico aquí fue bautizado Antonio Ordóñez famoso personaje rondeño.

La iglesia tiene cuatro puertas de entrada, dos hacia la iglesia nueva y otras dos a la parte antigua, se destaca la puerta de los Evangelios en la parte antigua, con arco de medio punto entre pilastras terminadas en un frontón partido y pirámides y hornacina en el centro. y la entrada de la Epístola (datada en1766) que se repite en con posición en las otras dos entradas de la parte nueva salvo por la imagen de María y la decoración profusa de rosetas y los leones alados de cuyas lenguas cuelgan animales.

Ver más Monumentos de Ronda